Detalles del Artículo
Detalles del Artículo

< Ant.
Sig. >
 
Título Artículo Uso de herramientas epidemiológicas para establecer el manejo integrado de la Marchitez letal de la palma de aceiteArtículo de Revista / Impreso - Artículo de Revista
Parte de Palmas
Vol. 32, no. 4 (dic. 2011)
Página(s) 17-27
Autor(es) Arango, Mauricio (Autor)
Ospina, Carlos (Autor)
Martínez, Gerardo (Autor)
Publicación Colombia : Fedepalma, (dic. 2011)
Materia(s) Herramientas de control; Epidemiología; Cultivo de palma; Palma de aceite;
Resumen La Marchitez letal (ML) es una de las enfermedades más importantes del cultivo de palma de aceite en Colombia, solo en la Zona Oriental se han erradicado más de 106.000 palmas entre 1994 y 2010. Recientemente, el insecto Myndus crudus fue identificado como el vector del agente causante de la ML y se determinó que el patógeno presentó un periodo de incubación en la planta de 5,6 meses; esta información se puede usar para implementar un manejo oportuno y correcto de la enfermedad. En este trabajo se evaluaron como herramientas epidemiológicas la tasa de desarrollo de la enfermedad (r) y la tasa básica de infección (R), para establecer, a partir de la información obtenida en tres plantaciones del Bajo Upía, un manejo integrado de la ML. Las cifras encontradas se correlacionaron con la temperatura ambiente y los resultados de trabajos previos relacionados con el control de un insecto vector. Se estableció que la tasa de desarrollo de la enfermedad se redujo al realizar mejores prácticas agronómicas como identificación y erradicación temprana, manejo de coberturas y aplicación de insecticidas. Asimismo se identificó, al interior de cada una de las plantaciones, los materiales genéticos que presentaron menor o mayor grado de susceptibilidad. Cuando r fue superior a 0,030 unidades año1 el manejo agronómico de la ML fue más difícil. La temperatura durante la época seca jugó un papel importante en el desarrollo de la enfermedad pues favoreció el contagio de nuevas plantas, infecciones que se expresaron entre cinco y seis meses después. Toda esta información permitió generar un manejo integrado de la ML, ajustando las fechas de intervención para la aplicación de las prácticas que afecten epidemiológicamente el inóculo inicial y la velocidad de desarrollo de la enfermedad